10 ideas de regalos de Navidad para un economista

¡Se viene la navidad! (Léase con la voz y ritmo de Los Toribianitos).  Sí, estimado lector, en todas las casas ya empezaron a poner los arbolitos y los nacimientos. Los panetones comenzaron a invadir los supermercados y los comerciales de televisión. Tú no eres el mismo, este espíritu navideño ha empezado a inundar tu más profundo ser, especialmente porque Navidad significa para muchos una deliciosa cena (#RecalentadoHastaMarzo) y momentos en familia y amigos.

Al parecer ese rostro de felicidad se fue transformando en el mismo Grinch al recordar que Navidad también incluye, en el aspecto más comercial posible, regalos y muchos regalos. Así que con tu primer sueldo como practicante debes ir chequeando, antes de que las calles sean un mar de gente, qué regalarle a tus seres queridos. Voz Actual te facilita un poco la chamba y te da a continuación algunas ideas para sorprender a tu “amigo” economista #ConEstaYaCaeYa.

1. Why nations fail: The origins of power, prosperity and poverty

Este libro es un clásico y es muy recomendado entre la especie economista. Fue escrito por Daron Acemoglu y James Robinson. En resumen, examinan los diferentes motivos por el que algunas razones son ricas y otras pobres. Cubren temas como la globalización, salud, alimentos,  división de recursos, y todos los temas económicos (que desde Eco 1) puedes recordar.

Quienes lo recomiendan resaltan su lenguaje accesible, contando a través de diversas historias y hechos por qué el entorno económico internacional se ha desarrollado de esta forma.

2. Una suscripción a The Economist

Somos conscientes de que es “algo” difícil realizar ello. No obstante, para quienes son amantes de la lectura de este tan completo medio existen otras posibilidades. Las suscripciones de forma digital, las cuales abarcan la edición web y en audio, así como acceso libre a la página web y a la versión digital del diario.

El archivo online cuenta con ediciones desde 1997, así que no habría problemas para ponerse al día.

3. Mentiras Mortales (Arbitrage), El Desinformante (The Informant) en DVD

(*Añadir ideas de películas económicas aquí*)

Dejando a la lectura un poco de lado, también recomendamos películas que abarcan temas económicos de forma interesante. Donde los personajes gozan de gran astucia e inteligencia como todo economista. Para los economistas y amantes del cine, un buen regalo serían las película de Richard Geere “Mentiras Mortales” o la protagonizada por Matt Damon “El Desinformante”.

La primera película se trata de un portafolio- manager de fondos de cobertura que ha estado cambiando y “cocinando” los libros. Después de un accidente, debe hacer todo lo posible para que nadie se entere de su secreto. La segunda trata sobre un denunciante corporativo, quien acusa a su empleador al FBI por fijación de precios. Basada en hechos reales, resaltan también momentos divertidos.

Te invitamos a considerar un par de películas económicas más (El lobo de Wall Street, o Una mente brillante, por ejemplo). Sólo piénsalo, con más películas te saldrán más baratas comprarlas en El Hueco.

lnlnnlnl

4. La descarga completa de Too Big to Fail

Si tu amigo economista ya no quiere descargarse más virus con su Ares o tiene el internet tan lento que youtube se le traba siempre, entonces descárgale la versión digital de este documental. Por si no lo han visto, y por cierto, es muy recomendado, trata sobre la crisis financiera del 2008. Este cubre los temas de la crisis, pero desde el punto de vista de los mismos personajes que tuvieron alguna participación en esta. Ya sea, por ejemplo, tratando de prevenir una crisis económica mucho más dañina.

Está basada en el libro “Too Big to Fail: The Inside Story of How Wall Street and Washington Fought to Save the Financial System and Themselves.

5. Una tacita con alguna frase económica

Una de las tantas cosas que se le puede asociar a un economista es el gusto por el café. Después de tantas amanecidas, este enamoramiento hacia la cafeína se fortalece y, al parecer, dura más que otras relaciones (?).  Si tu amigo economista disfruta del café, pero su taza es una simple y aburrida, regálale una tacita personalizada con alguna frase economista.

_35

6. Monopolio

Un clásico de los juegos de mesa. Con eso podrán disfrutar de momentos divertidos y además de practicar principios básicos de mercado libre, la propiedad y experimentar los monopolios corporativos. Nada mejor que pasar los días libres de fiesta desafiando a tu amigo economista en un juego como éste. ¡Sólo esperamos que no terminen en medio de una discusión por quién compró una de las avenidas más conocidas

7. Una agenda

Tal vez suene algo muy ‘yala’ y no necesariamente muy perfil economista. Pero una agenda, al estilo Pascualina, ayuda mucho a todos aquellos economistas que están repletos de trabajos, investigaciones, exámenes, conferencias, entre otras actividades.

8. El polo: “Los economistas lo hacemos con modelos”

Sé que a muchos les resultó gracioso leer esto. Pero hay quienes que no, y que les gustaría tener un polo con dicha frase. Principalmente, si de verdad tienen una cita diaria con el modelo econométrico el cual están corriendo horas y horas para alguna investigación.

los_economistas_lo_hacen_con_los_modelos_camisas-r815c0dd1b4504a3f88c2162e74cac12c_jg4dk_324

9. Distribuciones en peluche

Una de las ideas más tiernas y creativas que existen en Internet. Para todos aquellos economistas –estadísticos que disfrutaron mucho de aprender la forma de las distribuciones como la normal, poisson y la t-student. ¡En Internet hay peluches que imitan la forma de estas distribuciones!

jnkjn
Puedes encontarlo aquí: https://www.etsy.com/listing/71739287/collection-of-10-distribution-plushies

10. Dinero

Porque finalmente es el dinero lo que mueve al mercado. No hay mejor regalo que este, no sólo porque ahorra el trabajo de pensar y comprar el regalo, arriesgándote a que este no sea del gusto de la persona, sino que precisamente es ella quien puede escoger libremente lo que desea comprarse.  A pesar de que no va acorde con el espíritu navideño, dejemos que lo decida la mano invisible (?).

Fuente: https://inomics.com