Parodi: “No es una tragedia no hacer los Panamericanos; sí lo es no reconstruir bien al país.”

El reloj marcaba las 8:00 a.m. cuando ingresamos a la oficina de Carlos Parodi, profesor e investigador en la Universidad del Pacífico. Rodeado por libros y documentos sobre economía, iniciamos una conversación sobre el futuro de los Panamericanos y el reto de gestión que enfrenta el Gobierno.

Últimamente se ha puesto en debate si el Estado debería continuar con la organización de los Panamericanos o asignar esos recursos para reconstruir del país. Para muchos este evento deportivo trae consigo beneficios importantes para el país que no debemos subestimar. Desde su perspectiva, ¿cuáles serían esos beneficios económicos que tendría el Perú por los Panamericanos?

Antes de ello quisiera hacer un breve preámbulo. En políticas públicas cuando se toman decisiones estas deben considerar dos aspectos: los beneficios que origina la actividad y los costos en los que se va a incurrir. De modo tal que la decisión no sólo se toma en cuenta sobre uno de estos aspectos, sino la conjugación de ambos. Dicho esto, toda actividad tiene beneficios y costos. La idea central es encontrar en el análisis a una actividad que dados los recursos disponibles en un momento hace que la diferencia de beneficios a costos sea la mayor posible.

De hecho, los juegos Panamericanos traen beneficios al Perú, eso está fuera de discusión; dichos beneficios tienen que ver probablemente con un impacto en reconstrucción o construcción de infraestructura deportiva y algún grado de turismo. Sin embargo, hay que tomar en cuenta que el evento deportivo es en Lima, no en todo el Perú.

En el pasado, ciudades anfitrionas de eventos deportivos, como Barcelona en las Olimpiadas de 1992, utilizaron la ocasión para modernizarse exitosamente. En otros casos, como durante los Panamericanos de Guadalajara se generó cerca de 110 millones de dólares en turismo.  Si el Gobierno ya manifestó su capacidad financiera para enfrentar la reconstrucción del Norte y los Panamericanos, ¿por qué no seguir el ejemplo de otros países y tomar este evento deportivo como oportunidad para modernizar la capital?

La idea en teoría es buena; pero, así como hay ejemplos que son bastante positivos, también tenemos ejemplos contrarios. Tenemos el mundial de fútbol de Brasil, las olimpiadas de Rio, los bolivarianos de Perú en Trujillo y Chiclayo que, a la vista de lo que está ocurriendo, no trajeron casi nada. Entonces, todo se reduce a si tenemos capacidad de gestión para hacer Panamericanos o cualquier otra obra.

Mi particular visión, la cual vengo sosteniendo hace más de dos años, es que se deben ver las cosas en dos niveles.  Primero, cualquier propuesta que se haga no puede estar en contra del deporte porque el deporte es salud, aleja a los jóvenes de la delincuencia y eso es absolutamente positivo. Segundo, los Panamericanos no solamente distraen recursos monetarios, sino también distraen recursos de gestión. Voy a poner un ejemplo para caer pesado: si se sabe que el señor Neuhaus es un gran gestor, ¿por qué no lo nombramos zar de la reconstrucción?

“… los Panamericanos no solamente distraen recursos monetarios, sino también distraen recursos de gestión.”

Yo entiendo que este es un tema de punto de vista y que he sido criticado duramente en las redes porque dicen que soy anti-deporte. Creo que hay más y mejores áreas dónde invertir que en los Panamericanos; he hablado en artículos en la web sobre salud, educación y seguridad ciudadana. En mi caso, no es un tema que haya nacido últimamente; ni tampoco tiene ningún interés político. No pertenezco y nunca he pertenecido a ningún partido político; simplemente quiero aportar. Quisiera dejar en claro que mi postura es que, más allá de la buena fe e intención de muchas personas involucradas en esto, el Perú no tiene capacidad de gestión.

¿El nuevo zar de la reconstrucción? Fuente: peru.com
¿El nuevo zar de la reconstrucción?
Fuente: peru.com

En todo caso, ¿no podría ser el momento indicado para que el gobierno de PPK demuestre que sí tiene capacidad de gestión a diferencia de los gobiernos pasados?

Desde ese punto de vista, estoy de acuerdo completamente. Es una oportunidad de PPK para levantar su imagen. Ahora, no tengo pruebas contundentes de lo que voy decir pero me sorprende que diga que le sobra la plata y tiene dinero para las dos cosas. Este Gobierno heredó del anterior un déficit fiscal que se redujo a 3% a fin del 2016. Con lo ocurrido, los gastos de reconstrucción por lo menos tomarán 1% o 1.5% del PBI y ese déficit va a subir a 4%. Yo me pregunto: si es que tenemos 4% de déficit, ¿cómo se puede decir que tenemos dinero para hacer todo?

“…el Perú no tiene capacidad de gestión.”

A nivel internacional, ¿qué significaría si el Gobierno decidiera que no se hagan los Panamericanos? Recordemos que existe una sanción.

Sí, hay una sanción de 50 millones de dólares y unos 20 años en los que no se podría organizar ningún evento deportivo. La situación no es fácil; paradójicamente, a nivel internacional la situación de emergencia actual puede servir de palanca. Se podría explicar que no se pueden hacer los Panamericanos porque nuestra prioridad es reconstruir el país. Ahora tenemos la razón perfecta para no hacerlos.

Lo que me preocupa es que nuestra capacidad de organización no es la mejor. En Trujillo y Chiclayo se comenzó a construir los edificios para los Bolivarianos con anticipación y actualmente están abandonados. A mi parecer dimos vergüenza a nivel internacional [en los Bolivarianos]. Para que nuestra imagen mejore, los Panamericanos deben estar impecablemente organizados y gestionados. Imagínense un periodista colombiano que viene a cubrir la carrera de ciclismo en el Velódromo de Villa El Salvador, y que luego tiene una hora para ir al Callao para cubrir otro evento, ¿podría hacerlo?

Coliseo Huaca de la Luna nunca terminado para los Bolivarianos en Trujillo Fuente: El Comercio
Coliseo Huaca de la Luna nunca terminado para los Bolivarianos en Trujillo
Fuente: El Comercio

Según lo planificado, se van a construir obras viales que ayuden a mejorar el tránsito.

Desde mi perspectiva, habría que declarar feriado todos los Panamericanos para que la gente se quede en su casa y los deportistas puedan moverse. Si se fijan en eventos como Olimpiadas o Panamericanos anteriores, todo está tan cerca como para caminar de un lugar a otro; acá han dicho que se van a bajar costos porque en el Coliseo Dibos se va a jugar básquet, en el Campo de Marte van a nadar y en Villa el Salvador van a estar en el Velódromo. Lastimosamente, el transporte entre las actividades deportivas un día de semana a las 10 a.m. en Lima sería impracticable. Eso escapa de los organizadores; por ello, no creo que seamos una ciudad preparada para hacer un evento de esa magnitud. Por otro lado, cómo le explicas a una persona de Huarmey en una zona afectada por los huaicos que vas a invertir de 200 millones de dólares a 2,500 millones de soles en hacer un evento deportivo en Lima.

El 58% ha dicho que estaría de acuerdo con hacer los Panamericanos, ¿qué tanto se afectaría la imagen de PPK si continúa con la organización?

Como mencionabas antes, esta es la oportunidad de no sé cómo hacer un trabajo brillante que le demuestre al mundo que somos un país con la capacidad de organizar un evento de esta magnitud. También consideremos que un presidente con 30% o 28 % de aprobación necesita recuperarse. Su recuperación está asociada a cómo reconstruya el país una vez que este devastador fenómeno termine. Al decir eso me refiero a que el Gobierno debería apuntar todas sus balas a eso.

Me comentaron que existen obras con contratos ya empezadas. Si tienen contratos, que sigan y que esas obras queden para mejorar nuestra infraestructura deportiva. Según los números que se comentan la inversión para la organización ascendería a más o menos 2,500 millones de soles que por sobre costos digamos que sean 4,000 millones. Los costos de reconstrucción del fenómeno del Niño de 1998 ascendieron a 3,500 millones de dólares. Entonces, PPK sí tiene razón cuando dice que lo asignado a los Panamericanos no alcanzaría para reconstruir. No obstante, es una cantidad de dinero que sí ayudaría.

Aquí se trata de lo que cualquier economista aprende en los primero cursos, hay que asignar bien los recursos.

¿Cómo asegurarnos que tras la cancelación de los Panamericanos los recursos sean bien asignados hacia la reconstrucción?

Ahí creo que entra la discusión de si tenemos zar de la construcción o no; incluso, si es que ponemos esta responsabilidad en manos de un ente internacional. No es que aquí no haya gente capaz, sino que hay tanto nivel de desconfianza que cualquier cosa que el Gobierno haga va a despertar sospechas. Sería positivo que haya una misión de apoyo a nivel internacional por expertos en gestionar desastres para reconstruir el país. No creo que sea una tragedia no hacer los Panamericanos, sí creo que es una tragedia no reconstruir bien al país. En el futuro, de acá a 5 o 6 años, debido al cambio climático, este fenómeno se puede repetir. Todas las balas deben estar en recuperar al país; pero no es contra el deporte.

La inversión en deporte debe ser desde la niñez Fuente: serperuano.com
La inversión en deporte debe ser desde la niñez
Fuente: serperuano.com

¿Cuál sería una manera más eficiente de invertir en el deporte peruano?

Creo el Perú no tiene, más allá de los papeles, una política deportiva. El deporte en el Perú está desfinanciado; por eso los deportistas que van a distintos eventos y nos hacen quedar bastante bien cuando terminan la competencia dicen que no tienen apoyo del Estado. No basta con hacer una cancha. Para un muchacho no es rentable meterse a practicar su deporte favorito, a menos que su papá o él mismo ponga el dinero. Por eso considero que el Gobierno a lo largo de los años debería asignar un monto al deporte con metas bien específicas que permitan poco a poco aumentar nuestros logros deportivos. Esto debe comenzar en la niñez para invertir en aquel que le guste la natación, el karate, el ciclismo, entre otras disciplinas. Tienes que encontrar a las personas indicadas y darles todo el apoyo para que se vuelvan deportistas de alta competencia.

“…no creo que Perú sea un país subdesarrollado sino sub-administrado.”

Sin duda, con todo lo conversado hoy podemos decir que existen grandes oportunidades de mejora en las políticas del Estado, ¿qué les diría a los jóvenes como nosotros acerca de la importancia de cuestionar lo que proponen las autoridades? Finalmente, ¿cuál sería para usted nuestro rol dentro de la situación actual del país?

De hecho, me quiero dirigir a los jóvenes porque estoy seguro que lo que pase en el Perú en los siguientes años va a depender de ustedes. Ustedes son los responsables de manejar este desastroso país que mi generación les está dejando. Más allá de los Panamericanos, una de las grandes cosas que debemos aprender es que si no tenemos capacidad de organización y de gestión estamos complicados. Eso se aplica tanto en la universidad como en la vida.

Desde mi punto de vista, no creo que Perú sea un país subdesarrollado sino sub-administrado. Tenemos que aprender a gestionar con modelos simples. Por ejemplo, un voluntario se puede encargar de ayudar a aquella ferretería en Huarmey que quedó bajo el lodo. Su única responsabilidad sería levantar la ferretería con recursos de todos y debe mostrar sus resultados luego de 6 meses. Otro joven ingeniero puede estudiar la razón por la que le río se desbordó de tal manera que llegó a la Plaza de Armas de Trujillo. Puede preparar un informe corto y luego reportarlo al Gobierno. Se revisa el informe y luego se forma un equipo para que solucione el problema. Más que cosas enormes los jóvenes tienen que partir por cosas pequeñas; es a través de ellas que se les puede dar un futuro a las personas que se sienten abandonadas.

Gracias por su tiempo.

Gracias a ustedes