¿Necesitas salvar el semestre? ¡Aplica la Economía a tu vida!

Se acaba el ciclo y el nivel de incertidumbre en estos momentos podrían alcanzar los vividos hace unas semanas, cuando nos jugábamos la clasificación al mundial. Obviamente, pasar el semestre no hará que la ciudad tiemble como el pasado 15 de noviembre. Pero la alegría será igual de grande, pues sabemos que de todos modos te irás a chupar celebrar. #CBB

meme 1
Muchas rupturas por estas épocas (?)

Ahora bien, debes de tomar en cuenta que el tiempo que dispones para salvar el semestre es reducido. Y mientras lees este artículo, es menor aún. Por ende, la distribución de tu tiempo será la principal restricción al momento de tomar decisiones. Piensa en tu función de utilidad. Como estudiante, es obvio que tu rendimiento académico te genere utilidad. Pues no creo que haya alguien que la #Bika o la #Trika lo haga feliz… ¿o sí? Bueno… hay de todo en verdad. En esta oportunidad, pensemos en un agente representativo cuya utilidad sea directamente proporcional a su rendimiento académico. Es decir, mientras mayores sean sus notas, este es más feliz.

meme 4
Ustedes en este momento (?)

Formalmente, planteamos una función de utilidad aditiva y separable de la siguiente forma (Si no eres Economista, puedes saltarte los 5 párrafos siguientes que explican este bello modelo económico, tienes mi permiso):

modelo

Donde Ri es tu rendimiento académico, Li son tus horas de ocio (las que pasas en redes sociales compartiendo memes o leyendo artículos de #Freak), X es un set de variables que también determinan tu utilidad, como el consumo, por ejemplo (mientras más comes, más feliz eres (?)) y εi representa todas aquellas variables inobservables, como tus preferencias, por ejemplo. Asimismo, T es el tiempo total que dispones desde el día de hoy hasta el último día de clases, tei es la cantidad de tiempo que le destinas a los estudios y tci representa el tiempo designado a todos aquellos quehaceres no académicos, como el trabajo, para algunos o los quehaceres domésticos para otros. Finalmente, tu rendimiento académico depende del tiempo que le asignas a tus estudios, de Z, que es un set de variables adicionales como las características del profesor que te enseña, y ui que representa, al igual que εi a todas aquellas variables inobservables como tu habilidad innata en los estudios.

meme 5
Definitivamente, se debe de reacomodar la distribución del tiempo

Por lo tanto, la idea a seguir es maximizar tu utilidad en función a lo que esperarías que sea tu rendimiento. Yo sé, tal vez lo que esperas que sea tu rendimiento al final del ciclo sea una lágrima, pero veamos qué factores podemos mover para hacerlo el máximo posible. Ahora bien, ¿cuál es la variable que controlamos? Pues nuestro tiempo. ¿Cuánto le dedicamos al trabajo? ¿Cuánto al estudio? ¿Cuánto al webin ocio? A este último, siempre queremos que sea el mayor posible, por ello, lo dejamos en residuo; es decir, todo el tiempo que nos quede, será para ociosear. Reemplacemos las variables en nuestra función de utilidad y veamos qué nos dicen las matemáticas.

modelo 2

Entonces, ¿a qué equivale una hora más de estudio en tu función de utilidad? Equivale a cada unidad adicional de rendimiento académico que te genera multiplicado por cuán feliz te hace este rendimiento, menos la infelicidad que te genera estudiar y no ociosear. Y ¿a qué equivale una hora más de tiempo en quehaceres en tu función de utilidad? Pues a la infelicidad de no poder ociosear en dicho tiempo. Este último resultado puede ser debatible, puesto que si trabajas, tendrías ingresos y eso te generaría felicidad porque puedes gastarlo en trago, fiestas o ir a Rusia (?). No obstante, no queremos complejizar el modelo y digamos que sólo es infelicidad.

meme 2
¿Cuánto así esta semana?

Pero ahora… la pregunta del millón es… ¿Cómo %&$&$ salvo el semestre? Observa que, la infelicidad del sacrificio de ocio está presente en las dos condiciones de primer ocio, por lo que:

derivada

Como se asume que el tiempo en quehaceres no te genera felicidad alguna, la diferencia entre la felicidad que te genera estudiar (medido en rendimiento académico) menos la que te generan los quehaceres será igual a únicamente la parte positiva de la primera.

meme 3
Calmaos y seguid las estrategias…

Por tanto, las estrategias van de la siguiente manera:

  • Primero:

Las responsabilidades: Priorizar estudios antes que quehaceres (en términos de tiempo). Posterga los quehaceres domésticos o pide permiso en el trabajo al menos por la semana de finales.

  • Segundo:

El ocio: Tomar en cuenta trade – off entre estudiar y ociosear. Si bien son actividades sustitutas, haz que se vuelvan complementarias. Dedicarte mucho al estudio podría ser contraproducente, puesto que el estrés y la ansiedad podrían generar retornos marginales decrecientes. Es decir, mientras más estudias, las horas finales no son tan productivas como las primeras, por lo que te distraes y ya no te concentras bien. Por ende, busca una proporción coherente entre estudio y ocio. De este modo, aprovecharás mejor tu tiempo.

  • Tercero:

Diversificar: Antes de armar tu portafolio de cursos en el ciclo, tomaste en cuenta que meter solo cursos difíciles y demandantes era muy riesgoso y que meter cursos muy fáciles no te hacían avanzar mucho que digamos. Plantea esta misma estrategia al estudiar. Balancea de modo tal que no sólo te concentres en el curso difícil o fácil, sino que ambos avancen de la mano. Recuerda que aprender un poco de mucho es mejor que aprender mucho de algo.

PD: Dedicado a mis alumnos de Matemáticas IV que no dejan de escribirme para presentar reclamos en todas sus PCs…. tienen esperanzas de que les suba al menos un 1 punto….

Jesús Gutiérrez

Economista de la Universidad del Pacífico. Agente poco representativo cuya propensión marginal al consumo es alta y sus deseos de vincular cualquier tema a la Economía, también.

Comenta este artículo