Un Papa para el siglo XXI

La escena política internacional actual y el avance tecnológico pelean día a día por ver cuál es el que más nos sorprende. Ya sea al ver cómo un órgano humano es impreso en 3D o al ver cómo una provincia europea lucha por definir su identidad. Pues bien, en medio de esta vorágine de cambios, démonos un tiempo para analizar las cosas desde otra perspectiva, una un tanto más humana; para ello, vale repasar algunas de las reflexiones de uno de los hombres que marca la pauta en estos últimos años: el Papa Francisco.

Y es que, desde su llegada al Vaticano, Jorge Mario Bergoglio ha intentado por todo medio redimir la imagen de la Iglesia Católica afectada – con toda justicia – por escándalos relacionados a toda clase de abusos. En este sentido, propone una iglesia que se pueda comprometer con los principales problemas que aquejan a la sociedad hoy en día, que actúe fuera de la misa dominical y ponga en práctica lo aprendido. Problemas tales como el debate por los límites morales del desarrollo tecnológico, la paz en Medio Oriente, familia como institución o el cuidado del medio ambiente ya han sido tocados por él desde que asumió el cargo, lo cual rompe con la pauta de sus antecesores, que optaban más por la cautela. Por esto, principalmente, y por el hecho de que después de más de 30 años al fin recibiremos a un sumo pontífice en suelo patrio, consideré repasar algunas de estos planteamientos, propuesto por un hombre que lidera a la iglesia más extendida en todo el mundo. Empecemos.

Un mensaje diferente
Un mensaje diferente

Acerca del ambiente

El primer tema se ha tratado a fondo por Francisco en su encíclica Laudato Si. El mensaje que presenta es que el medio ambiente también es un regalo hacia la persona y por ende es importante que sea protegido. Sobre todo en estos últimos años en los que el hombre abusa cada vez más de lo que se le ha brindado  y trata de sacar provecho de cuanto puede cuando pueda. Una imagen que me queda mucho es que nuestro mundo refleja mucho la naturaleza actual de nuestra sociedad. #shotsfired

Acerca de la economía y desigualdad

La economía y la desigualdad han ido de la mano en toda la historia y son temas que han sido abordados por Francisco anteriormente. Según su interpretación, una economía que condena a los más pobres a más pobreza y enaltece a los más ricos no dista mucho de un escenario en el que no se respeten los derechos humanos o uno en el que todos podamos desarrollarnos como queremos. Otra cosa, y tanto más importante, es que nos advierte de los peligros de un mercado 100% liberal, en el cual los mercados decidan más el destino de las personas que cubrir sus necesidades. Veremos qué nos dice el futuro.

Acerca de derechos humanos y crisis de inmigración

Este concepto en sí cada vez se desdibuja más y cada vez está siendo relegado más y más. Francisco no solo insta a los miembros de la iglesia a tomar la acción por sí mismos y cooperar para dejar de lado las diferencias – tanto en el War Room como en un salón de clases o la escuela primaria–; sino que también deja muy claro que los entrañables millenials  la sociedad actual, sumergida en conceptos superficiales y pasajeros, es una culpable más de la situación por la cual pasan nuestros hermanos en Siria al mostrar suma indiferencia. Algo para tomar en cuenta siempre que pensemos que nuestra situación, aquí en Perú no da para más y que somos los seres más desdichados después jalar uno o dos o tres parciales.

Acerca de la tecnología

Este es un tema que cada vez capta más atención y ya es tocado en varios medios a nivel internacional. En este sentido, la mirada de Francisco suena un tanto más fresca, proponiendo a los alcances tecnológicos como puentes para comunicarnos y conocernos un poco mejor. No obstante, también sugiere tomar en cuenta que este no es un escenario de la vida real, que no nos olvidemos de vivirla, valga la redundancia, y que formemos nuestras relaciones basadas en la amistad y el amor, no en una solicitud de amistad.

Un Papa diferente
Un Papa diferente

Ya para acabar, el mensaje de este artículo es que debemos ponernos en acción aquí y ahora si queremos cambiar en algo esta sociedad. Es decir, poner en práctica las clases, las lecciones, la mística y nuestros valores para sacar algo adelante – algo mucho más grande que nosotros mismos – y no perder el tiempo discutiendo cuestiones que podrían o no  cambiar la orientación de este debate.

Más carnecita: https://www.weforum.org/agenda/2015/09/19-memorable-quotes-from-pope-francis/