La razón de tus bicas

Y el secreto para no triquear  

Es fin de ciclo y más de uno se pregunta qué hizo los últimos meses. Buscas a tu pulpín interior que al inicio prometía no faltar a ninguna Pc y hacer los trabajos con tiempo, pero no lo encuentras. Se perdió entre el tercer y cuarto capítulo de la segunda temporada de Stranger Things, la cual terminaste en dos días, en vez de entregar tu micropaper. Si este es tu caso y ya llevas tres días sin dormir (36h de Instagram y 36h de estudio), has caído bajo las riendas del arte (?) de la procrastinación.

procrastinacin
Confieso que procrastiné al hacer este artículo
procra dino
Yo hace unas horas

Puede que no sepas qué significa, pero #QueLevanteLaMano quién no lo hizo alguna vez. Procrastinar es la acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. ¿Te suena familiar?

Es todo un proceso: primero, te das cuenta que no quieres hacer lo que debes hacer; segundo, buscas un distractor; por último, creas excusas y justificaciones para lo que estás haciendo. Este es el verdadero ciclo sin fin y se ha vuelto parte de una cultura juvenil que deja para la próxima semana lo que debería hacer hoy. Se dice que hay varios tipos de procrastinadores, pero en realidad no importa si eres de los que prefiere dormir, mejorar en FIFA, comer, lamentarse por tener tanto que hacer, o ver Netflix. Lo que importa es que tus nervios y tus notas te dicen que es momento de regularse. Es por eso que VA y Harvard (?) te traen 6 tips para combatir la procrastinación.

  1. Piensa en lo que puedes perder

Tienes que ser consciente de las consecuencias. ¿Qué pasa si jalo mate? ¿Qué pasa si falto más veces de las permitidas a prácticas? ¿Qué pasa si no le entrego mi parte a mi grupo? Procrastinar en  actividades en las que te juegas tu vida ciclo o en las que los demás dependen de ti es altamente riesgoso. A estas alturas, piensa que puedes perder tu verano si no dejas de usar Netflix.

Ya sabes qué viene aquí
Ya sabes qué viene aquí
  1. Rápido y furioso

Decídete a hacer tu trabajo desde el primer momento, porque cuanto más te demores en ello, más tiempo te tomará finalizarlo. Si te dejan una exposición para dentro de dos semanas, prepárala desde ahora. Debido a que, cuando llegue la fecha, puedes no solamente tener programada esa exposición, sino también un trabajo de estadística y un examen que rendir. Y debes creerme cuando te digo que así no va a ser más sencillo aprobar.

  1. Que pase el desgraciado

Tienes que reconocer qué es lo que te está distrayendo y apartarlo el tiempo que sea necesario. Por ejemplo, es recomendable dejar el celular en otra habitación, deshabilitar el wi fi y no tener la televisión u otros distractores cerca. Claro está, tienes que saber discernir y tomar la decisión de alejar estos elementos si no puedes concentrarte con ellos alrededor tuyo.

Soy yo *tu tu turu*
Soy yo *tu tu turu*
  1. Busca el lado positivo de las cosas

Es casi imposible que te gusten todos los cursos que llevas en la universidad. Por lo tanto, va a haber alguno que simplemente te gustaría erradicarlo de la malla y del universo. Lo más probable es que sean los trabajos de este curso los que tiendas a procrastinar, así que es  recomendable acompañarlos de una música de fondo que te guste (y no te distraiga) o de una bebida de tu agrado. Por otro lado, ten presente que, si los jalas, tienes que llevarlos de nuevo.

  1. No agrandes el problema

“Cantidad requerida de palabras: 4500”. Cierra la laptop. Prende la TV. Procrastina.

Ejemplos como este ocurren muy seguido, por lo tanto, se tiene que aprender a minimizar el problema. Esto no significa subestimarlo, pero sí considerar que está dentro de tus capacidades. Si se te complica un curso, no desesperes: no eres el primero ni el último que lo ha llevado. Pide ayuda o asesoría a tus compañeros, incluso a estudiantes de ciclos superiores. Procrastinar solo te va a traer peores consecuencias y no va a solucionar tu problema. Siguiendo con el ejemplo, si tienes como plazo tres semanas para entregar un trabajo de este curso y sientes que se te va a hacer muy difícil, imagina cómo será cuando solo te queden días para terminarlo.

meme procra

  1. Dos es mejor que uno

Por último, el trabajo en equipo es una buena opción para erradicar a la procrastinación de tu vida. Si trabajas en pareja, puedes comparar con tu compañero tus avances y plantearse metas entre los dos. Si uno se queda, el otro lo anima a seguir. Eso sí, ten cuidado al elegir a tu(s) compañeros. Si tu elección es alguien que sabes que te va a distraer y que no te va a aportar, el esfuerzo va  a ser en vano.

Nadie dice que está mal distraerse o tomar descansos y pausas después de un día de estudio. Es más, relajarse es bueno y necesario en la vida de cualquier estudiante. Sin embargo, el exceso de relajo puede dejar consecuencias muy perjudiciales. Trata de encontrar un balance apoyándote en estos consejos: piensa bien en lo que está en juego, confía en tu habilidad, haz las cosas lo antes posible y consigue a alguien que esté en tu misma lucha. Sobre todo, #ALaTricaDileNo.

Fuente:http://noticias.universia.es/practicas-empleo/noticia/2016/11/29/1146960/6-claves-harvard-dejar-procrastinar.html

Alesandra Reto

Enterizos, naranjas y teatro.

Comenta este artículo