Las preocupaciones de Panchito, ¿qué estamos haciendo al respecto?

¿Qué sientes al escuchar a Panchito? Esperanza. No porque vaya a resolver nuestros problemas ni a arreglar la enfermiza política peruana. Como dijo Luis Galarreta, no puedo creer que lo esté citando el Papa no vino a decir que todos gobernemos juntos de la mano. Francisco ha venido para darnos un shock de verdad que ayude a borrar la indiferencia y nos señale lo que nos pasa desapercibido. Entender las preocupaciones detrás de sus mensajes nos permite reflexionar, soñar y construir un mejor país. 

Virus social

¿Qué pasa en el Perú que todos los presidentes están presos?” (Papa Francisco, 2018)

Ante los grandes escándalos de corrupción, nos hemos llegado a cuestionar si es algo inherente a nosotros (ver “La corrupción en el Perú: ¿Historia o costumbre?” y ¿Corrupción? ¡No, no, no!”). Por suerte, hemos entendido que la lucha por desterrar a la corrupción de nuestras instituciones nos compete a todos. Las marchas y protestas están dirigidas a que no se vuelva a repetir la historia.

Sí hay que preocuparnos por esos pequeños actos de corrupción, aquellos que la gente no los ve o no los quiere ver; aquellos que “pero si todo el mundo lo hace” (ver “¿Qué nos deja el 2017?”). Si bien se reducen los casos de los policías que dejan pasar una infracción a cambio de una gaseosita, todavía hay muchos “vivazos” en nuestra sociedad, que justifican su actitud como necesaria para alcanzar sus metas. Aviso de servicio público: el fin no justifica los medios.

corrupción

Despensa de recursos

Hemos de romper con el paradigma histórico que considera la Amazonía como una despensa inagotable de los Estados” (Papa Francisco, 2018)

La extracción sin control ha llevado a la depredación de la selva y de los bosques. Pero, ¿quién es el encargado de poner el freno? Un marco legal endeble, la ausencia de derechos de propiedad claros y la justicia ineficiente son los mejores amigos de los explotadores. Ante la inacción del Estado, la defensa de las áreas protegidas y reservas naturales queda en manos de pocos valientes defensores. El caso de la reserva de Chaparrí –presentado el domingo 21 de enero en Cuarto Poder– ejemplifica las grandes dificultades a las que se enfrentan: personas, muchas veces armadas, que están dispuestas a ejercer la violencia sin control para continuar sus actividades ilegales.

Medio ambiente

Desnaturalizar la violencia

Hay que luchar contra la plaga del feminicidio. (…) hay situaciones de violencia que quedan silenciadas” (Papa Francisco, 2018)

Panchito pidió que se promueva una legislación y una cultura de repudio. No obstante, las cifras más recientes del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables (MIMP) señalan que el asesinato de mujeres por motivos de género no cede terreno peses a las leyes más severas y las campañas en contra de la violencia (ver “Papá me llama Feminazi” y “Asco, cólera e indignación”). En el 2017, el número de víctimas y tentativas de feminicidio se mantiene en niveles similares o superiores a años anteriores

¿Qué está pasando con la legislación que no soluciona el problema? ¿O tal vez el remedio se encuentra en promover una cultura de repudio y educación (ver “El círculo vicioso de la violencia”)? Las marchas de #NiUnaMenos contribuyen a promover esta cultura, e incita a que las víctimas no se esconden o queden silenciadas. La inclusión de la igualdad de género en el Currículo Nacional también era una contribución a combatir la raíz del problema.

violencia

Respetando las tradiciones

Queremos que nuestros hijos estudien, pero no queremos que la escuela borre nuestras tradiciones, nuestras lenguas; no queremos olvidarnos de nuestra sabiduría ancestral” (Yésica Patiachi, represente de la etnia Harakbut en mensaje al Papa, 2018)

¿Qué conocemos de la cultura quechua y de los otros 54 pueblos originarios en el país? Probablemente conozcamos muy poco, y no le damos la relevancia adecuada. La pregunta de auto identificación del censo fue un paso en reconocer que estos “mundos” existen dentro de nuestro propio país (ver “Rimaykullaykichik taytamamakuna”). La Educación Intercultural Bilingüe, impulsada por el Ministerio de Educación (MINEDU), también contribuye a respetar las tradiciones y fomentar el respeto por los demás “mundos”.

Cultura
Hay que respetar y entender las diferencias de todos los “mundos”

Hasta la próxima Panchito

Nos ha dado un resondrón divino a la oreja de todos los peruanos. En particular, en la de nosotros, los jóvenes. Confía en que somos capaces de hacer el cambio. No quiere que nos cansemos rápido, nos quedemos sin batería ni perdamos la señal con el mundo.

Llevamos años lidiando con los problemas evidenciados por Pancho. Si efectivamente estos se ponen en agenda prioritaria, y se toman acciones eficientes para enfrentarlas en el corto plazo, los beneficios superarán largamente los US$15.23 millones de dólares[1] que costó traerlo. Nos falta mucho, comencemos de una vez.

Cierre
Esperanza en un país mejor

 

[1] Según Alfonso Grados, coordinador de la visita: US$11.5 millones en gastos relacionados directamente a la visita, US$3.5 millones para infraestructura priorizada, y US$0.23 millones para financiar los viajes gratis en la Línea 1 del Metro